Diseño sin título (9)Para much@s la Navidad es la época más bonita y feliz del año, nos rodeamos de la familia, los amigos, los regalos, celebramos y nos invade el espíritu navideño.

Para otr@s much@s, la Navidad supone todo lo contrario y se convierte en la época más infeliz y oscura del año.

Independientemente de si te gustan más o menos estas fechas, las Navidades son una fuente de tensión y estrés en mayor o menor medida. Desde el Instituto Avanza queremos daros 10 claves para sobrevivir a esta época del año y poder transformar esos días en disfrute y descanso.

 

 

  1. Piensa en ti: la Navidad está llena de compromisos. Piensa con quién o quiénes te gustaría pasar estos días e intenta que así sea. Evita hacer cosas que realmente no te gustan o no quieres hacer y opta por las cosas que sí te apetecen.
  2. Negocia: muchas veces no nos queda más remedio que ir a ciertos compromisos. Intenta negociar con tu pareja o familiares los planes que hagáis para que exista un equilibrio y amb@s estéis de acuerdo.
  3. Planifica tus compras: las personas se estresan y se agobian con las colas y la aglomeración de gente típica en estas fechas. Para que ésto no ocurra siempre puedes comprar por internet y así evitarte las colas. También puedes hacer las compras antes e incluso irlas haciendo durante todo el año, si durante el año ves algo que te gusta para alguien cómpralo y tenlo preparado para dárselo en Navidad.
  4. Planifica tu dinero: en Navidad solemos gastar mucho dinero y al final acabamos sintiéndonos culpables. Para que ésto no ocurra planifica cuánto dinero quieres o puedes gastarte este año y cíñete a eso.
  5. Practica el autocontrol: las cenas en familia muchas veces pueden terminar en conflicto y tensión. Si eres de los que se enciende rápido aprende a regular tus termómetros interiores para disfrutar de la cena y la compañía.
  6. Piensa en la gente que te rodea: en estas fechas muchas veces nos acordamos de los que ya no están con nosotr@s y nos ponemos tristes. Intenta pensar también en toda la gente que sí está a tu lado y no sólo en los que lamentablemente ya no están.
  7. Piensa que el modelo de familia ha cambiado: aléjate del ideal perfecto de familia o del ideal perfecto de cena en familia. Nos encantaría estar rodeados de un montón de gente (abuela, padres, hijos, nietos, parejas) pero muchas veces ésto no es posible y hace que nos sintamos tristes por ello. El modelo de familia ha cambiado durante los años y nos tenemos que adaptar a los planes y necesidades de cada uno.
  8. Mantén tus hábitos saludables: en Navidades nuestros hábitos cambian, comemos más, bebemos más, fumamos más y echamos por tierra todo lo ganado durante el año. Para no sentirnos culpables luego intenta seguir manteniendo tus hábitos saludables sin olvidarte de disfrutar, eso sí, con moderación.  
  9. Planifica tu tiempo libre: muchas veces pasa que cuando tenemos vacaciones y nos olvidamos de la rutina nos aburrimos y no sabemos qué hacer. Para que ésto no ocurra  planifica lo que puedes hacer en tu tiempo libre y no te olvides de dedicarte tiempo a tí para descansar y recargar energía.
  10. Piensa en los temas de conversación de las reuniones familiares: si tienes claro sobre qué temas se puede hablar en la cena o qué temas puedes sacar será mucho más fácil evitar los temas polémicos que normalmente acaban en conflicto y tensión familiar. Es mejor que dejes esos temas controvertidos para una época menos sensible para tod@s.

Independientemente de estas claves, la Navidad es una época en la que podemos contagiarnos del espíritu de l@s niñ@s y de la magia de la Navidad. Es probable que a tu adult@ de ahora no le guste o ya no le haga ilusión esta época pero seguro que a tu niñ@ interior le encanta. Aprovecha para conectarte con tu niñ@ interior y desde tu adult@ hazle llegar  a ese niño que fuiste toda es alegría, magia e ilusión de la Navidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *