Diseño sin título (2)Somos seres sociales por naturaleza, está en nuestro ADN. Necesitamos de los otros para sobrevivir y es por eso que de manera innata durante nuestra vida vamos en busca de personas afines con las que creamos vínculos muy estrechos, incluso en ocasiones más estrechos que con nuestros familiares.

¿Qué tendrán los amig@s para que ese vínculo sea tan fuerte? Estos son algunos de los beneficios psicológicos, según la ciencia, de la amistad:

1. Favorece el desarrollo de una buena autoestima

Científicos de la Universidad de Concordia demostraron que tener amistades cercanas tiene un efecto positivo en nuestra  autoestima y en los niveles de cortisol (la hormona del estrés). Tener amig@s con los que poder contar y sentir su apoyo nos ayuda a sentirnos más segur@s y protegid@s.

2. Nos hacen más felices

¡Qué bien lo pasamos cuando estamos con amig@s! Investigaciones demuestran que tener amig@s íntimos puede mejorar nuestro estado de ánimo de manera exponencial. Cuando estamos con amig@s el cuerpo libera oxitocina (la hormona de la felicidad) lo que nos hace ser más felices.

3. Nos brindan apoyo emocional  y seguridad en los momentos duros

Quien tiene un amig@ tiene un tesoro, es cierto. Cuando pasamos por malos momentos son el hombro en el que llorar y las personas de confianza a quienes contar nuestras penas y preocupaciones. Sentir su apoyo incondicional nos ayuda a sobrellevar esos malos momentos.  

4. Nos ayudan a tomar decisiones

Cuando hablamos con nuestros amig@s sobre algún problema, aparte de desahogarnos, nos ayudan a tener una perspectiva diferente sobre el problema. Los amig@s nos aconsejan y nos ayudan a encontrar soluciones.

5. Disminuyen el estrés y son analgésicos

Tener amig@s disminuye el estrés, como hemos dicho antes, tiene efectos positivos en los niveles de cortisol. Además, según una investigación, la percepción del dolor disminuye cuando estamos al lado de nuestros amig@s.

6. Nos ayudan a envejecer mejor y a vivir más años

Según un estudio de la universidad de Bringham Young y Carolina del Norte realizado por médicos y psicólogos, “la falta de relaciones sociales tiene un efecto tan negativo para la salud como el equivalente a fumar 15 cigarrillos o beber dos vasos de alcohol al día”. También descubrieron que “tener amig@s es tan bueno para la salud como hacer ejercicio”. Los autores de la investigación aseguran que “no disponer de una red social real de apoyo es un factor de mortalidad más potente que sufrir obesidad o llevar una vida sedentaria y sin ejercicio físico”. Asimismo, según un estudio, las personas con muchos amig@s reducen el riesgo de fallecer hasta en un 22%.

7. Nos enseñan valores como la lealtad y nos ayudan a ser más empáticos

Los amig@s nos enseñan valores como ser leales, sinceros y a tener confianza, valores que podemos mantener durante el resto de nuestra vida.  Además, un grupo de científicos de la Universidad de Virginia, dirigidos por el psicólogo James Coan, descubrieron que cuando un amig@ está en peligro, nuestra actividad cerebral es casi idéntica que si nosotr@s mism@s pasamos por esa situación.

8. Aportan positividad

Un estudio realizado en 2008 llegó a la conclusión de que tener un amig@ al lado puede hacernos ver el vaso medio lleno. Gracias a los amig@s y a sus palabras nos llenamos de energía y de positividad.

9. Favorecen la integración social y nos hacen sentir parte de una comunidad

Según Karyn Hall, terapeuta, “la sensación de pertenencia a una comunidad mayor aumenta los niveles de motivación, de salud y de felicidad” “Cuando observas tus relaciones con los demás, te das cuenta de que todo el mundo pasa por momentos difíciles en algún momento. No estás sol@. Y saber eso resulta reconfortante”.

10. Aumentan la productividad en el trabajo

De acuerdo con el reporte “Social Incentives in the Workplace”, trabajar con amig@s motiva a l@s emplead@s y los hace más productivos, creativ@s y competitiv@s; sin embargo, hay que tener cuidado con las amistades en la oficina, pues también pueden ser una mala influencia. Lo que es cierto es que tener buenos amig@s en el trabajo aumenta tu nivel de satisfacción laboral y hace que te impliques más.

11. Mejoran la recuperación tras una enfermedad

De acuerdo con Fernando Rodríguez-Artalejo, profesor de medicina preventiva y salud pública de la Universidad de Madrid, “Cuanto mayor es el número de amig@s, mejor es el estado de salud de una persona y mejora la calidad de vida”. La profesora en Sociología de la Universidad del País Vasco, María Teresa Bazo, apoya esta idea y afirma que “tener amig@s equivale a satisfacción y a tener buen ánimo”.

Asimismo, la Universidad de California realizó un estudio con más de tres mil mujeres que padecían cáncer de mama. Los resultados revelaron que aquellas personas sin amig@s íntimos eran cuatro veces más propensas a morir que aquellas que tenían 10 amig@s o más. Según una investigación publicada en O, la revista de Oprah Winfrey, el apoyo social puede tener un efecto positivo cuando se lucha contra una enfermedad. También reduce el riesgo de contraer enfermedades como la demencia y puede mitigar los síntomas de la depresión. Además, existen estudios que sugieren que tener unas relaciones sociales sólidas reduce incluso las probabilidades de coger un resfriado. 

12. Nos ayudan a ver nuestros errores y a aceptarnos a nosotr@s mism@s y ser compasiv@s

Los buenos amig@s están ahí tanto en las buenas como en las malas. Igual que nos dicen todo lo que les gusta de nosotr@s también tienen la capacidad y la obligación de expresar lo que no les gusta o lo que no les ha sentado bien. La sinceridad es una de las bases para que una relación de amistad o de pareja funcione.

Como vemos, tener buen@s amig@s es algo fundamental y vital para el ser humano pero para ello primero debemos tenerlos y aprender a hacer amig@s. En este sentido, sería estupendo que en los colegios dedicaran mucho tiempo a enseñar a hacer amig@s, a mantenerlos, cuidarlos, y a hacerse respetar por ell@s. Asimismo, los papis y mamis que tengan dificultades sociales o pocos amig@s sería bueno que recibieran ayuda para enriquecer su círculo social y que ell@s mism@s lo disfrutaran y fueran un buen ejemplo para sus hij@s.

“La amistad duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad”
Sir Francis Bacon

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *