imagesLos niñ@s no nacen aprendiendo a ser homófobos, xenófobos o machistas. Sus mentes puras vienen al mundo sin prejuicios y con una total aceptación y curiosidad por todo lo que nos rodea. Sus creencias o su manera de pensar muchas veces viene dada por lo que escuchan de su entorno más cercano, por ello es importante cuidar nuestro lenguaje y saber qué queremos enseñar o transmitir a nuestros hij@s.

Hoy en día, vivimos en un mundo multirracial y multicultural donde los modelos de familia y de pareja han cambiado mucho. Es frecuente encontrar en los colegios a un niñ@ con dos papás o dos mamás, a algún familiar o amigo gay, lesbiana, bisexual o a parejas del mismo sexo por la calle. Es normal que nuestros hij@s sientan curiosidad al respecto y nos pregunten “¿Qué es ser gay? ¿Por qué hay niñ@s con dos papás o dos mamás? ¿Por qué se besan? ¿Por qué hay parejas hombres y parejas mujeres? y un sin fin de preguntas.

Para acabar con la homofobia debemos educar a los más pequeños para que acepten la diversidad en todos sus ámbitos y que existan gays/lesbianas/bisexuales no es más que eso, diversidad de parejas y modelos de familia. Es aconsejable que no noten en nosotr@s incomodidad o vergüenza al hablar de ello y que nos noten calmad@s, tranquil@s y felices de que nos hagan esa pregunta. Tenemos que normalizar este tipo de preguntas y contestar de la manera adecuada para que los niñ@s lo puedan comprender. Generalmente es más la preocupación y el miedo en nosotr@s que las respuestas de los más pequeños. Ell@s no suelen tener ningún problema en entenderlo y aceptarlo como algo más y algo normal. El tono de voz ha de ser despreocupado, natural, alegre y las frases que podemos decirles son cosas como: “A ti te puede gustar un chico o una chica, a algunas chicas les gustan los chicos y a otras chicas les gustan las chicas”, “Una persona gay es un hombre que se enamora de otro hombre y una persona lesbiana es una mujer que se enamora de una mujer. Son personas como tú y como yo, la única diferencia es de quien se enamoran y con quién eligen construir una familia” “Hay hombres que se enamoran de mujeres y también hay hombres que se enamoran de otros hombres, porque el amor no conoce de sexo, nos enamoramos de las personas” “Tú no puedes decirle a tu corazón no te enamores de esta persona o enamórate de aquélla porque no puede hacerlo. Si el cuerpo siente que le gusta una chica o un chico o ambos, tú no puedes cambiar el gusto que tiene tu cuerpo. Lo que sí puedes elegir es que no sea esa chica que te trata mal y sea otra chica que te trata bien, decidiendo a voluntad no desarrollar el vínculo con esa persona y permitir que  el tiempo te traiga a alguien de quien te puedas enamorar que sí te haga feliz, pero no podría elegir una chica y no un chico si a ti te gustan las chicas” “Si eres una chica y te gusta una chica que es buena para ti pues adelante. Si eres un chico y te gusta un chico que es bueno para ti pues adelante. Si eres una chica y te gusta una chica que no es buena para ti porque te trata mal entonces puedes ayudar a tu cuerpo y a tu corazón a aprender a elegir a una pareja para ser feliz y no para ser infeliz, decidiendo no quedar con esa persona y dejando que la pasión con el tiempo deje espacio para una pareja sana”

En internet circulan muchos vídeos y fotos sobre niñ@s hablando sobre la homosexualidad con mucha más naturalidad y aceptación que los adultos. Generalmente los niños no se cuestionan o no les preocupa si dos hombres se besan o si dos mujeres se besan, les importa que se quieran y que sean felices, sea cual sea su sexo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *