Brainspotting

Los recuerdos de las experiencias del pasado se encuentran almacenados en el cerebro. La información relacionada con un recuerdo podemos localizarla en el cerebro a través de la posición ocular.

Brainspotting (BSP) es un abordaje psiconeurológico que facilita el reprocesamiento de las experiencias traumáticas gracias a la localización de los traumas en el cerebro, a través del punto ocular donde sentimos más activación o perturbación. Detectamos la posición ocular relevante (POR) y mantenemos la mirada en el puntero (brainspot) para que el cerebro pueda procesar y aliviar los efectos del trauma en el presente.

BSP también permite empoderar a la persona localizando los puntos oculares que correlacionan con sus recursos positivos (puntos donde se incrementan las emociones positivas, energía y bienestar y puntos de menos activación al pensar en un recuerdo traumático).

Cuando reprocesamos traumas, trabajar con los puntos de menos activación nos permite dosificar la información negativa, porque aliviamos progresivamente el efecto del trauma sin abrumar a la persona.

La zona cerebral que contiene más información traumática asociada al recuerdo, correlaciona con el brainspot de más activación cuando la persona piensa en el recuerdo, mientras que la zona cerebral con más información positiva de recursos, se corresponde con el brainspot de menos activación cuando la persona evoca el recuerdo traumático.

Ayudamos al cerebro a enfocar dónde está el problema y llevar los recursos disponibles para su resolución. Intentamos acceder directamente a la memoria implícita y procedimental. Escuchamos la historia que el cerebro y el cuerpo nos cuentan sobre el problema.

BSP es un modelo integrador, se puede trabajar junto con otros abordajes psicoterapéuticos potenciando su eficacia.