T2E

T2E consigue dar color al mundo emocional de los participantes en la terapia, mejora su emotividad, su calidad de vida, sus relaciones con los demás y su autoestima. Logra que vuelvan a sentir emociones que no sentían desde hace muchos años y que las personas con depresión mejoren notablemente.

T2E es la primera terapia no farmacológica centrada específicamente en estimular las emociones positivas. Está dirigida a enfermos de Alzheimer o con demencias leves-moderadas GDS 3, 4 ó 5. También puede aplicarse en personas mayores sin patologías y en otros ámbitos, como las empresas.

T2E surge de una investigación del Proyecto Internacional de Terapias No Farmacológicas, coordinado por el doctor Javier Olazarán y Rubén Muñiz, directores de la Fundación María Wolff.

T2E estimula 34 emociones positivas diferenciadas a través de vivencias grupales, con una precisión sin antecedentes. La técnica se basa en los últimos avances en neurociencia relativos a las emociones, sentimientos y estados de ánimo, combinados con las experiencias más íntimas de ilusión, ternura y respeto, entre otras.

Concretamente, T2E estimula: empatía, ternura, sorpresa, confianza, satisfacción, energía, comprensión, admiración, diversión, fuerza, confortabilidad, libertad, atractivo, optimismo, vivacidad, interés, curiosidad, risa, responsabilidad, apego, compasión, felicidad, armonía, orgullo, agradecimiento, alegría, control, veneración, contento, deleite, gozo, júbilo y serenidad.