Terapia Sexual

La Terapia Sexual consiste en resolver los diferentes problemas relacionados con la vivencia de la sexualidad de la persona o la pareja afectada, con el objetivo último de alcanzar el bienestar global de cada uno.

Muchas personas crecen con ideas equivocadas sobre la sexualidad, creencias insanas que perjudican su desarrollo evolutivo. Ciertas características individuales pueden generar problemas físicos, psíquicos, relacionales o emocionales.

Por este motivo, la Terapia Sexual no se centra de forma única en la cuestión sexual. Es frecuente que se aborden otros aspectos que puedan estar causando o resultar afectados por el problema sexual: los modelos de la infancia, la educación sexual recibida, las creencias respecto a la propia sexualidad y la de los demás, los tabúes, la autoestima, la sexualidad con uno mismo, la sexualidad en pareja, las crisis vitales, los traumas o heridas emocionales, las relaciones, los miedos o fobias, las preocupaciones, las dificultades laborales, enfermedades, o cualquier otro aspecto.

La Terapia Sexual puede ser individual cuando la persona piensa que su problema sexual está causado por alguna dificultad personal, o de pareja, cuando uno o ambos miembros de la pareja acuden porque intuyen que su problema sexual es consecuencia de dificultades de los dos o de la relación.

En el Instituto Avanza impartimos talleres o charlas informativas para enriquecer la sexualidad y el desarrollo personal.